SUBIMOS AL TREN?

JUAN MARTIN PAGES
BROMATOLOGO / ESP. HIGIENE Y SEG. ALIMENTICIA
ECOKIL SRL

Luego de un año de estancamiento, la carrera comenzó…

Con un diciembre alentador, el primer cuatrimestre arroja cifras alentadoras para el sector industrial. Si bien nuestro sector de interés son los servicios, la relación con dicho sector es intrínseca aunque el crecimiento del sector servicios se diferencia del industrial, ya que en nuestro caso es exponencial.

Según los analistas internacionales, llegaremos al 2022 con una deflación importante y un crecimiento anual que superará el 3 %.

Si bien sabemos que la mayoría de las empresas de MIP en el mejor de los casos son Pymes, saber posicionarse y subirse al mismo tren de crecimiento de sus clientes en el caso de las industrias, nos puede llevar a una consolidación estratégica y perdurable en el tiempo.

Quizás nuestra principal fortaleza o actividad dentro de nuestra prestación de servicios no sea la industria pero deberíamos tener en cuenta los siguientes factores que a través de la prestación de servicios a este sector nos puede beneficiar:

  • La prestación de servicios al sector industrial genera menos utilidad que otros sectores pero genera volumen y estabilidad.
  • El sector industrial es menos informal que otros sectores con lo cual los contratos son comunes y esto nos permite planificar y organizar nuestra economía en el tiempo (compras de insumos y productos programada para el año, congelación de precios, inversión en equipamiento, etc.).
  • La capacitación de los operarios es una componente obligatoria lo cual profesionaliza nuestra estructura de servicios en su capital mas valioso.

Ahora bien, ingresar al sector, ser prestador de servicios referente de la industria no es tarea fácil. Es en realidad una cuestión de selectividad basada en las referencias y trayectoria a la hora de la contratación. Pero existe hace unos pocos años una componente más, ¨la competencia¨en la actividad… es decir, más allá de las referencias y la trayectoria, a la industria le interesa saber si conocemos su rubro específicamente, que experiencia tenemos en la resolución de problemas inherentes a las plagas que afectan su producto, infraestructura y entorno.

Esto nos llega al mismo lugar de siempre, la capacitación continua. Pero es allí donde encontramos los primeros

Problemas:

  • Las ofertas de formación son enlatadas y genéricas.
  • La disponibilidad de horarios para formación no es acorde a nuestra actividad.
  • Difícilmente los capacitadores cuenten con experiencia real en la actividad para hacer mas fluida la transferencia de conocimientos.

Es aquí donde necesitamos comenzar alianzas estratégicas con nuestros proveedores, que a la vez son los más interesados en el tema…

Los laboratorios cuentan con la experiencia ya que son conocedores de la demanda, las necesidades del cliente y en base a ello hacen el desarrollo de sus productos. Pero con el tiempo llegan a un cuello de botella donde el asesor representante del laboratorio no da con los tiempos para tantas actividades.

La alianza estratégica entre empresas MIP y proveedores es entonces necesaria, beneficiosa y fundamental.

Si a este combo sumamos a las universidades como catalizador de relaciones y sinergia efectiva, estamos subiendo al tren indicado para acompañar a nuestro cliente que avanza a un ritmo que marcará el crecimiento de un País y Región. 

Las cartas ya están sobre la mesa y es nuestro turno, lo peor que podemos hacer, es no hacer nada…, nuestra mejor jugada debe ser la alianza estratégica con proveedores y universidades, asociación a cluster de servicios o entidades a fines que conozcan nuestro sector y la sinergia nos potencie de manera individual y colectiva para ser más y mejores prestadores de servicios de MIP.


Related posts

Leave your comment Required fields are marked *