EL “BICHO DE CESTO O CANASTO”

El “bicho de cesto o canasto” (Oiketicus platensis) es una especie dentro de los lepidópteros...

Ing. Agr. M. Sc. PhD.
Hernán M. Funes,
Chemotecnica,
División Salud Ambiental

Conociendo al “Bicho canasto”

El “bicho de cesto o canasto” (Oiketicus platensis) es una especie dentro de los lepidópteros (orden de insectos como las mariposas y polillas) cuyas larvas atacan árboles y arbustos de las más variadas especies, devorando con avidez hojas y brotes jóvenes, llegando a producir en ataques severos una defoliación total.

El macho adulto se trata de un verdadero lepidóptero de 30 a 35 mm de envergadura alar, de color leonado con zonas claras y oscuras en sus alas. Las antenas son bipectinadas (forma de peine con dos filas de dientes opuestos), con aparato bucal no funcional (vive muy poco, solo el tiempo necesario para la perpetuación de la especie y no se alimenta). El abdomen es del tipo telescópico, que le permite distenderse para fecundar a la hembra que permanece dentro del cesto. En cambio la hembra nunca llega a ser verdadera mariposa sino que conserva siempre un aspecto más bien larviforme y muere dentro del mismo cesto una vez que es fecundada por el macho y termina la puesta de los huevos que quedan dentro del mismo cesto hasta la primavera siguiente en que nacen las larvitas (hasta 4.000 huevos por cesto).

A continuación describiremos brevemente como es el ciclo del “bicho de cesto” en nuestras latitudes:

Digamos primero que se trata de una especie que tiene una sola generación anual.  De los cestos maternos donde los huevos (de color amarillentos) pasaron el invierno a resguardo del frío, a mediados de octubre y principio de noviembre, nacen las pequeñas larvitas que miden aproximadamente 1 mm.  Y son amarillentas con la cabeza oscura.

Durante las primeras horas de vida segregan por sus glándulas labiales (spirinet) un largo filamento sedoso, con el cual se mecen hasta distintas alturas desde las partes más altas de las plantas, donde estaban fijados los cestos femeninos.   Ayudadas por las corrientes de aire (brisa, viento) se posan en lashojas y ramas de distintas plantas y comienzan a alimentarse valiéndose para ello de su poderoso aparato masticador.

A las 24 horas de comenzar a alimentarse empiezan a construir su habitáculo (cesto) con sus propias secreciones y trozos de palitos y vegetales.  A medida que crecen y mudan de exoesqueleto, van agrandando y reforzando el cesto, a modo de seguro refugio en el cual se encierran al menor signo de peligro y al que siguen arrastrando a medida que van comiendo día y noche, para sólo detenerse durante los momentos de la muda -seis en total- y durante los 4 ó 5 meses que dura el estado larval.

Cuando las larvas llegan al término de su crecimiento, después de sufrir las mudas correspondientes, recubren el cesto con un verdadero velo o forro de seda exteriormente y se dirigen a las partes más altas de las plantas donde se encuentran y se fijan definitivamente.

En el cesto de una larva hembra sucede lo siguiente: antes de empupar la larva se invierte dentro del cesto quedando con la cabeza dirigida hacia abajo, posición en la cual se reviste de un capullo de seda que ella misma segrega mediante sus glándulas y pasa al estado de pupa, para convertirse a los pocos días en hembra adulta pero manteniendo su aspecto larviforme o sea que nunca llega a ser una verdadera mariposa.

Todo esto está ocurriendo (en estas latitudes) a fines del verano principio de otoño, digamos mes de marzo. En general los cestos de las hembras son los mejorterminados, protegidos y de mayor tamaño que el de los machos llegando a tener 60-70 mm de largo, mientras que los de los machos en general no superan los 45-50 mm. .Al mismo tiempo o sea también allá por el mes de Marzo, en el cesto de una larva de macho, luego de fijarse igual que el de las hembras en la parte más alta de una planta y luego de experimentar su última muda se transforma en pupa, que en este caso es una verdadera crisálida propia de los Lepidópteros. .

A los pocos días emerge de ella el adulto, que como ya dijimos es una verdadera mariposa y salepor la parte inferior del cesto que está colgado e inmediatamente vuela buscando los cestos de las hembras y proceder mediante la distensión de su abdomen telescópico a fecundarlas.

La hembra así fecundada comienza a ovipositar dentro de su cesto ya los pocos días muere dentro del cesto, quedando prácticamente momificada – y con los hasta 4.000 huevos, que quedarán así protegidos hasta Octubre-Noviembre siguiente en que comenzará un nuevo ciclo.

Ing. Agr. M. Sc. PhD.
Hernán M. Funes,
Chemotecnica,
División Salud Ambiental


Related posts

Leave your comment Required fields are marked *